Artículos más vistos

Redactado por: Silvia G miércoles, abril 23, 2014

Como ya sabréis, ¡hoy es el Día del Libro! Y por supuesto, nosotros no podíamos quedarnos atrás ante esta fecha, de modo que hoy os traemos una pequeña selección de obras de autores japoneses, cada uno con su estilo particular.

Bastante conocido en España en los últimos años, Natsume Sôseki es el autor de “Kokoro” (1914), en el que el autor trata la transición de la era Meiji a través de las experiencias de un joven y su relación de amistad con un hombre al que llama “sensei”. También tiene dos adaptaciones cinematográficas y parte de esta novela también es relatada en la serie de anime “Aoi Bungaku”.



Ryûnosuke Akutagawa es otro de los grandes autores japoneses de principios del siglo XX, del que caben destacar las dos historias cortas “El hilo de la araña”, que relata la caída al infierno de un despiadado asesino, y “Pantalla al infierno”, que nos cuenta lo lejos que puede llegar un pintor para completar su obra maestra. Ambas fueron publicadas en 1918 y están recogidas en la colección “Rashômon y otros cuentos”. Ambas tienen su adaptación en la serie de anime “Aoi Bungaku” y “Pantalla al infierno” tiene varias adaptaciones al cine e incluso al teatro kabuki.



En tercer lugar, queremos recomendarles dos obras de Miyazawa Kenji: “El tren nocturno de la Vía Láctea” (1927), en el cual nos adentramos en el mundo de Giovanni y Campanella, dos chicos que viajan juntos a través de la galaxia en un tren que los llevará hasta el mismo fin del mundo; y “La vida de Guskou Budori” (1932), ambientada en el mismo universo de la novela anterior, en la que seguimos la vida del joven Budori y descubrimos la necesidad del sacrificio para obtener un milagro. Las dos novelas han tenido adaptaciones al cine y al manga, pero se han vuelto especialmente famosas las dos adaptaciones de dibujos animados, en las que los personajes son representados como gatos.



Osamu Dazai es otro autor japonés bastante conocido en nuestro país, sobre todo por su obra “Indigno de ser humano” (1944), en el que conocemos a un hombre incapaz de encajar en la sociedad que le rodea, pues su verdadero “yo”, oculto por una sólida fachada a los demás, no es realmente humano. Otra obra, que aún no ha sido traducida al español, muy significativa de este autor es “Corre, Melos” (1940), en la que ensalza el valor de la amistad a través de la historia del joven griego Melos y su amigo Selinuntius, retenido como rehén por el rey.  Estas obras también han sido adaptadas al cine, al manga y seis episodios de la serie “Aoi Bungaku” están dedicados a ellas.



En el bosque, bajo los cerezos en flor” (1947) de Ango Sakaguchi es una obra que tampoco deja indiferente. Relata la historia de un bandido sin escrúpulos que vive en el monte, aterrorizado por los cerezos en flor, hasta que conoce a una mujer de extraordinaria belleza que consigue  hechizarle de tal manera hasta el punto de hacerle cambiar totalmente su estilo de vida. En la serie “Aoi Bungaku” hay dos episodios dedicados a esta historia.



Por supuesto, tampoco podíamos dejar de lado al conocido Haruki Murakami, escritor moderno, del que vamos a recomendar dos obras, no tan conocidas como “After Dark” o “Norwegian Wood” (del cual podéis leer nuestra reseña aquí). En “Crónica del pájaro que da cuerda al mundo” (1994), seguimos la vida de Tooru Okada desde el abandono de su mujer Kumiko, con una llamada que le llevaría a situaciones cada vez más extravagantes. Una obra llena de metáforas que precede su último éxito “1Q84”. Por otro lado, “El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas” (2009) nos presenta dos historias, la de un hombre sin sombra en un mundo encerrado en sí mismo por una muralla circular y la de un hombre con un extraño mecanismo en su cerebro.


Una autora, quizás menos conocida, pero que ha sido nombrada como la “sucesora” de Murakami por muchos críticos, es Banana Yoshimoto. Su historia corta “Moonlight Shadow” (1987) se basa en la canción de Mike Oldfield para contarnos la vida de una joven y la reciente muerte de su pareja, mientras que “Kitchen” (1988) nos enseña cómo a veces no tienes por qué compartir lazos de sangre para considerar a alguien “tu familia”. Esta última obra también ha tenido adaptación cinematográfica.



¿Os animáis a leer alguno? ¿Habéis descubierto nuevos autores? Esperamos que os haya gustado esta entrada dedicada al día del libro.

¡Hasta pronto!

¡Dejanos tu comentario!

Suscribete a los artículos | Suscribete a los comentarios

- Copyright © Shibuya Scramble - Tema original: Date A Live - Edición y traducción: Dorian Lacroix -